La conocida “Perla del Sur” y todo el departamento de Itapúa son tierra fértil para los negocios y emprendimientos. Lo que viven hoy los encarnacenos, es solo el arranque para llegar mucho más alto.